Gusanos De Seda (IV) -Parte Médico Habitual-

(En el capítulo anterior: Le andaba yo comentando a Lucifer que no entendía muy bien eso de que los humanos nos relacionásemos con animales e interactuásemos con ellos como si se tratasen de personas; mientras tanto, Lucifer... pasando de mí tres pueblos.

No sé si es porque tiene el suficiente sentido común como para pasar de mí, o si simplemente se trata de todo lo que puede dar de sí el intelecto de un gusano. El caso... es que finalmente me habló... y en inglés!!)

A continuación, y para aquellos que a través del Facebook, correo electrónico y comentarios en el blog, habéis demostrado vuestra preocupación por el estado de salud de Benjamín, ahí va el último parte médico:

“Enfermedad de Parkinson. Cardiopatía isquémica con infarto agudo de miocardio anterosepial y de cara diafragmática. Ulceras intestinales agudas reincidentes con hemorragias masivas reiteradas. Peritonitis bacteriana. Fracaso renal agudo. Tromboflebitis ileo-femoral izquierda. Bronconeumonía bilateral aspiratoria. Choque endotóxico. Parada cardiaca.

Firma, El equipo médico habitual”.

Oops!... perdón (no sé en qué estaría yo pensando...). Efectivamente se trata del último parte médico, pero no precisamente del bueno de Benjamín, si no el del caudillísimo Francisco Franco que fue emitido el día 20 de noviembre de 1975 a las 5:30 horas de la madrugada y tras el que nos aguardó una semana de vacaciones del cole (Bieeennnn...). Lo malo fue que por televisión sólo nos retransmitieron documentales de la vida del dictador, desfiles militares y música clásica, así que había que golfear por la calle... no quedaba otra.

A todo esto... que Benjamín está en la gloria. –y con eso no me estoy refiriendo a que esté “en la gloria” y lo que ello implica de hallarse a la diestra de Dios Padre; es decir... fiambre, tieso, “pasmao”, ni nada de eso-. Benjamín está estupendamente bien y tal y como podéis contemplar en la foto, se ha hecho muy amigo de Lucifer (el gusano anglosajón).

Podéis ver también que no miento cuando comento que su aspecto es realmente patético en cuanto a tamaño se refiere, ya que por el resto... come normalmente y se lo pasa bien escondiéndose entre las hojas de morera y demás flora que le rodea.

(Continuará...)